Pickard & Cia contra los Borg

“STAR TREK VIII: FIRST CONTACT (1996).”
Dirigida por Jonathan Frakes.
Reseña por Lucas.
En esta oportunidad nos situamos en el año 1996, en plena “trekmanía” apuntalada en gran medida por la excelente labor que estaba haciendo el extinto canal “Uniseries” (luego “Retro” y hoy “TCM”) pasando cronológicamente las series de TV (incluso en los últimos años las llegó a pasar en idioma original subtituladas).
Pero también era la época de las grandes convenciones, enormes en comparación a las que se hacen en los galponcitos de hoy en donde entre otras luminarias habían traído a William Shatner (creo que llegó a ir al programa de Susana). 
Así que cuando se supo que la distribuidora tenía intenciones de sacar directo a video esta película, con tan buenas críticas en USA, los fans argentinos iniciaron una campaña para que la pasen en cines, y lo lograron (aunque con una distribuidora independiente).
Y ahí estaba yo a mis trece años con mi viejo en el también extinto cine “Maxi” entre trekkies disfrazados para ver “ST:VIII”, mi primera película Trek en cine. 
Y me encanto, así de simple.
Mi tripulación favorita contra una de las mayores amenazas que se haya creado en un medio audiovisual: EL COLECTIVO BORG. 
Pero vamos con la sinopsis:
Casi dos años después de la última película, toda la tripulación de “TNG” (menos Worf) se encuentra probando la USS ENTREPRISE-E, cuando reciben un llamado de emergencia de la Tierra: LOS BORG ESTÁN ATACANDO EL CUADRANTE ALPHA. Luego de una gran batalla el cubo Borg es destruido pero la tripulación del Enterprise-E  se da cuenta que mandaron una capsula a través del tiempo. Ahora Picard & cia deberán deshacer el daño que los Borg han hecho a la línea temporal mientras deberán repeler una invasión a la nave.
Ojala todas las películas de “TNG” hubieran sido así: aventura; humor y mucha tensión en una película que además cuenta con muchas alusiones a las series de TV que estaban en ese momento al aire: “Deep Space 9” (“DS9”) y “Voyager”. 
Hay que decir que muchas cosas que Paramount hizo en la franquicia fílmica de los Vengadores, ya la había ensayado en las series y películas Trek. 
El director de la película es otra vez un actor de la serie: Jonathan Frakes (el comandante Riker) que ya había dirigido episodios de la serie y pasaría a tener un éxito moderado como cineasta, aunque dirigió muchos programas de TV. 
El guión es de Branon Braga y Ronad D. Moore (el responsable de la remake de “Batlestar Galáctica”) parte del staff permanente de guionistas de las series. 
Hay muchas cosas que mencionar, empecemos: 
a)  En la serie fílmica de “TNG” van a ver algunas pautas que no eran parte de la serie de TV, como el hecho de que el capitán Jean Luc Picard entre en modo “action hero”. En la serie era un personaje que sobresalía por sus dotes diplomáticas y su gran capacidad estratégica, en las películas va a intentar imitar a Shatner pegando trompadas y tratando de levantarse minas, dentro de su propia idiosincrasia eso sí, algo que nunca cuajó entre los fans. 
Esto se debió a petición de Sir Patrick Stewart (Prof. Xavier y la voz del jefe de Stan Smith en “American Dad”), que quería darle al personaje un costado más heroico.
También es de hacer notar que los responsables de la serie freezaron el romance con la Dra. Crusher en la última temporada para que Picard tenga intereses románticos en las pelis, algo que se vislumbra acá pero igual el pelado solo moja en “ST: IX”.
En esta película la furia del capitán que refleja al capitán Ahab de “Moby Dick”, esta justificada en el genial doble episodio “Lo mejor de ambos mundos” (final de la cuarta y principio de la quinta temporada de “TNG”) altamente recomendable. En ese episodio el capitán no la pasa nada bien. 
b) Otra constante de las películas es el hecho de que los personajes centrales van a ser: Picard, Data y Worf, quizás imitando el trío Kirk, Spock; Macoy. El resto de la tripulación va a hacer cameos extendidos. 
c) En esta película el teniente comandante Data hace gala de su “chip emocional”, mencionado en la película anterior, pero a partir de la siguiente, del chip ni noticias. En su momento se especuló con que iban a reemplazar a Brent Spinner y que los sucesos de esta película iban a servir de base para cambiar al actor; 
d) Ahora pasemos a hablar del “huy, miren acá esta Worf”!! A partir del a destrucción del USS ENTERPRISE-D en la peli anterior Worf es resignado a la estación espacial “DS9” y se convierte en el primer oficial del capitán Sisko, capitaneando muchas veces la nave USS DEFIANT, que protege a la estación espacial.  
Su presencia en las películas (sobretodo en las dos siguientes) es totalmente incongruente con los tremendos sucesos de “DS9”, y los guionistas de las películas no se van a calentar mucho en inventar justificaciones al desdoblamiento del personaje.
Esta participación esta justificada porque la USS Defiant es parte de la espectacular batalla contra el cubo Borg y queda seriamente dañada al comienzo de la película, siendo Worf y parte de su tripulación rescatados por el Enterprise-E.
En la temporada correspondiente de “DS9” serían comentados los sucesos de esta película.
e) Acá hace su debut el espectacular
 USS ENTERPRISE (NCC 1701-E), y los uniformes con hombreras grises que están basados en los uniformes del episodio piloto original de “TOS” (cuando el capitán era Christopher Pike y no Kirk).
Ahora un poco de historia: en el piloto original de “TOS” la tripulación era distinta y el capitán era Christopher Pike (interpretado por Jefrey Hunter), a la cadena de TV no le gusto el piloto y Roddenberry lo cambió todo, con elenco incluido y ahí aparecieron Kirk y cia. (salvo Spock que estaba en el piloto original), posteriormente este material es reutilizado en la serie y el capitán Pike entro en la continuidad de Star Trek.Los uniformes serían posteriormente introducidos en “DS9”.
f) Entre los debuts de esta película están los implantes ópticos de Geordi La Forge el jefe de ingeniería, algo por lo que el actor LeVar Burton había roto mucho las bolas y lo consigue en este film, aunque nunca es explicado si son lentes de contacto o parte cibernéticas, ni el alcance de dichos implantes (Geordi es ciego y el visor no le permite tener una visión normal, como el Daredevil de Marvel). 
g) Otro debut importante es la reina Borg, interpretada por Alice Kridge. En su momento la inclusión de este personaje, fue muy discutida ya que meter un ente dominante en el colectivo iba en contra del concepto de los Borg, pero el personaje se hizo popular y tendría numerosas apariciones en “Voyager”.
En mi opinión el concepto es coherente con la analogía de las abejas que son un ente cohesionado pero responden a una reina dominante. Además al final de “TNG” el colectivo Borg pasa por una crisis que hace viable el surgimiento de la personalidad de la reina. 
Hay muchas especulaciones respecto del origen del personaje, al igual que los Borg, pero ninguna oficial.
En la serie-precuela “Enterprise” estaba preparado un episodio que iba a ser parte de la quinta temporada (que nunca sucedió) en donde Alice Kridge iba a interpretar a una médica de la “Flota Estelar” que era abducida por los Borg, implicando el nacimiento de la reina. 
h) En esta película hay cameos de actores de “DS9” y “Voyager”: al principio aparece la USS Defiant de “DS9” y obviamente Worf; en un momento de tensión la Dra.. Crusher prende el “Holograma de Emergencia Médica” del Enterprise, interpretado por el mismo Robert Picardo (el personaje es parte de “Voyager”) parte de sus frases son homenajes al Dr. Macoy y por último hace un cameo el actor que interpretaba a Neelix en la misma serie pero sin maquillaje.
i) El primer contacto extraterrestre que hace la humanidad son con (alerta spoiler)  los Vulcanos.
Esta película tendría una continuación directa en la serie “Enterprise” que transcurre noventa años después de los eventos de esta película, con los vulcanos haciendo una incomoda alianza con la Tierra que predataría a la “Federación Unida de Planetas”. 
j) Si la mayoría de la Tripulación pasa a hacer cameos extendidos, imaginen la suerte de los personajes secundarios.
Igual este film tiene medianamente la intención de hacer homenaje a la serie de TV y hay pequeñas escenas con personajes como el Reginald Barclay interpretado por el Murdock de Brigada-A, personaje que reaparecería en “Voyager” y la enfermera Ogawa que haría su última aparición.
Bien, si todas las películas de “TNG” hubieran sido como esta, de seguro no se hubiera requerido de los servicios de JJ Abrams. 
Gran película de acción y aventuras que hace mucho honor a la serie de “TNG” lástima que las que siguen den ganas de hacer como Marlon Brando y susarrar: “el horror…el horror”!!!!!
 

Mundos vivirán, mundos morirán...

“Crisis en Tierras infinitas”. Parte uno.
Guión: Marv Woflman.
Dibujo: George Pérez.
Reseña por Lucas.
Para mí, “Crisis”, siempre fue la figurita difícil. Había muchas historietas de superhéroes en los kioscos cuando era chico. Mucho taco de Zinco, además de las de Perfil.
Pero nunca pude encontrar los números de Crisis, esa hecatombe donde se destruyo el Multiverso, murieron grandes héroes y había resurgido un universo unificado como consecuencia.
En las revistas que leía, siempre se referenciaba la “gran crisis” y eso hacía que el aire de “historia mítica” se acrecentara.
No pude leer la saga completa (en la era pre-internet)  hasta que los mexicanos de Editorial Vid, cuando todavía publicaban en un formato verdaderamente muy berreta (mala calidad del papel; letra de maquina al estilo Columba; etc.) decidieron tomar una de las dos decisiones que los convirtieron en cabeza de playa de la publicación de comics en Hispanoamérica: la primera fue publicar en la revista quincenal de Superman “Crisis en tierras infinitas” y por si se lo preguntaban la otra gran decisión fue publicar “La muerte de Superman” (extra data: Editorial Perfil publicó “La muerte…” en un tomito que se agotó en la primer tirada Y NO LA QUISIERON VOLVER A EDITAR!!! Y después se preguntan porque los mexicanos se los comieron con dos panes!).
Bueno vamos a la génesis en sí de la historia: todo arranca cuando Marv Wolfman, guionista estrella de Marvel (y ex editor en jefe de la editorial durante un breve período) huye de la editorial que esta bajo la mano firme de Jim Shooter.
Marvel estaba pasando por un gran momento creativo pero había muchos autores de la vieja escuela que desde fines de los 70s se estaban pasando a DC por diferencias con Shooter.
Ya había pasado Steve Engleheart, tal vez el mejor guionista de Marvel luego del paulatino retiro de Stan Lee, el cual escribió un arco argumental seminal: “Dark Detective” esos 12 números juntos a Walter Simonson y Marshall Rogers, y la editorial de Superman se había convertido en el refugio ideal de Gerry Conway, el guionista que creo al Punisher, escribió la primer “Saga del Clon” y por supuesto, quién mato a Gwen Stacy.
Pero ahora volvemos a otro nombre fundamental en esa DC ochentera: Len Wein, que también hacía poco que había emigrado de Marvel y fue quién convenció a Marv de pasarse de vereda.
Para quién no lo sepa además de ser editor Wein es un guionista muy prolífico que cuenta con el honor de ser el creador de “La cosa del pantano” pero también es quién relanza X-Men junto a Dave Crockrum, lo que lo convierte en el co-creador de Nighcrawler; Storm; Coloso además de ejem haber creado a Wolverine en la serie de Hulk (¿Lo conocen?).
Wein pretendía que Wolfman recalara en algún título de renombre pero la idea el escritor siempre fue la misma: relanzar los Titanes, serie que tenía el dudoso honor de haber sido cancelada porque le causaba vergüenza ajena a la editora en jefe Jeannette Khan.
Wolfman convenció a Wein a su vez los dos convencieron a Khan y los tres convencieron a George Perez, otro autor que hizo las inferiores en Marvel y que recientemente la estaba rompiendo en “Avengers”.
Pérez, que no era exclusivo de Marvel, decide empezar a colaborar para DC, con la condición de que le dejen cumplir su sueño: dibujar la JLA.
Es así que Pérez comienza a colaborar con Wolfman en los Titanes y en la JLA junto a Gerry Conway, en un puñado de números entre los que sobresale el crossover entre la Liga y la Sociedad de la Justicia donde cuentan el origen de Tornado Rojo.
Pero volvamos a los Titanes, la serie comienza despacio, arrancando con un equipo que mezclaba Titanes clásicos: Robin; Kid Flash; Wonder Girl y Beast Boy con personajes creados ex profeso: El hoy popular Cyborg; Raven; Starfire, todos diseñados por Pérez.
La serie seguía el molde de los X-men de Claremont que a su vez era una evolución de lo que había hecho Stan Lee: mucha caracterización, al punto de hacer plenamente reconocibles a los personajes desde los diálogos, personajes fáciles de identificar para el lector y aventuras que iban de luchar con ladrones de bancos a entidades galácticas más grandes que la vida.
A este cóctel Claremont le agregó algo propio de las series de TV: largos arcos argumentales que semejaban temporadas, lo que daba espacio para que en vez de la lucha del mes con el supervillano hubiera números dedicados a explorar a los personajes del equipo.
Esta es la ecuación que se usó en los Titanes con un éxito arrollador.
El secreto para mí es que cada uno de los personajes se podía bancar una serie. Todos son interesantes y los autores se matan por hacerlos evolucionar, además de que todos tienen sus propios argumentos en la espalda.
La serie es un hit histórico y DC comienza a recuperarse de la DC IMPLOTION, y de los sopapos que le estaba dando Marvel con los X-MEN de Claremont-Byrne; el Daredevil de Miller, el Thor de Simonson entre otras obras.
Pronto DC se daría cuenta de que esta es la formula a aplicar y la implementaría en colecciones como “La Legión” (¿Recuerdan la “Saga de la gran oscuridad”?) “Flash”(comienzan de la mano de Cary Bates eternos culebrones mexicanos en la serie del velocista); “Green Lantern” guionada por el propio Wein en unos números muy lindos con Dave Gibbons y los títulos de Superman al mando del propio Wolfman.
El éxito es tal que Wolfman empieza ganar cada vez más peso en la editorial hasta que le dan luz verde para un proyecto integrador que implicaba:
1) un gran crossover entre ABSOLUTAMENTE TODOS LOS TÍTULOS;
2) la historia iba a ser publicada como miniserie aparte, algo que en ese momento era inaudito;
3) iban a intentar  simplificar al multiverso ficcional de la editorial, creando al final una cronología coherente y lineal;
4) el “crossover” sería la plataforma para la introducción de personajes nuevos y relanzamiento de muchos más;
5) pero por sobre todo la serie iba a ser una matanza sincronizada, cayendo en la volteada MUCHOS personajes importantes del fondo editorial de DC.
Hmm, gran crisis multiversal, historia aparte de los títulos, muertes, cambios en la continuidad… ¿Se dan cuenta porque Crisis es tan influencial?
Si bien la historia de “Crisis…” no es algo revolucionario ya que los team-ups se venían haciendo desde hacía rato y existía el crossover entre serie y serie (o sea la historia que comenzaba en la serie de el superhéroe A y terminaba en la serie del sueperhéroe B) si lo es en la manera en que se planificó y estructuro, las miniseries eran un formato muy reciente y el hecho de publicar una serie que cruzara TODOS los títulos era algo que jamás se había intentado. Ni hablar de la oportunidad de utilizarlo para relanzar toda la línea editorial.
TODOS Los eventos que vinieron después (y algunos contemporáneos como “Secret Wars” le deben mucho, pero lo veremos en los siguientes posteos).
De esta manera con la luz verde de Khan, Wein, Wolfman y Perez comienzan la confección de la serie, que iba a ser el festejo de los cincuenta años de la editorial (1985).
Pero de la planeación de la serie en sí hablaremos en el próximo posteo.
Salú la barra!

El ultimo adios de JAMES TIBERIUS KIRK

STAR TREK VII: GENERATIONS” (1994).
Dirigida por: David Carson.
Reseña por Lucas. 
Bien llegamos al año 1994 y si “ST:VI” fue la despedida del elenco de la serie original, a partir de este film comienza la serie cinematográfica de “The next generation” (a partir de acá “TNG”). 
Recapitulemos, “TNG” fue un show televisivo que duró siete temporadas de 1987 a 1994 y transcurre aproximadamente ochenta años después de “TOS” contando las aventuras del USS ENTREPRISE (NCC 1701-D) al mando del capitán  Jean Luc Picard (interpretado por Patrick Stewart el Prof. Xavier de la saga de X-men). 
El primer oficial es el comandante William Riker, que esta basado en el Will Decker de “ST:I” al igual que la consejera Troy (que tiene poderes empáticos) que esta basada en la teniente Illia de “ST:I”, el segundo oficial es el teniente comandante Data que además es el jefe científico de la nave (y es un androide), el jefe de ingeniería es el teniente comandante Geordi  La Forge (que es ciego y necesita un visor para poder llegar a tener algo parecido a una visión normal), la médica en jefe es Beverly Crusher (y es el fato de Picard y madre del enemigo número uno de Sheldon Cooper) y el jefe de seguridad es el teniente Worf (y  ¡ES KLINGON!! ¡ZAMBOMBA!!) 
La serie presenta un escenario distinto al de la serie original con los Klingons como aliados (pero no parte) de la Federación y presentó toda una serie de conceptos y especies que fueron desarrollados a lo largo y a lo ancho de la mitología Trek: el holodeck; los Borg; los Cardasianos; los “Q”; los Ferengi; los Maqui, los Bajoreanos; etc. Etc. Fueron presentados en esta serie. 
Casi inmediatamente que terminó se estrenó esta película que intentó recrear el espíritu de la serie de TV, pero salvo la película que le sigue a esta, jamás pudo capturar la magia de la serie. 
A ver, esta fue la serie que me hizo Trekker, es más creo a partir de la tercera temporada es la mejor serie de ciencia ficción de todos los tiempos. Así de contundente es mi opinión. 
Durante las siete temporadas nos fueron presentando una serie de personajes que tenían su idiosincrasia, que jamás pudo desplegarse bien en pantalla (salvo la película siguiente) el problema quizás sea el agotamiento de un enorme equipo creativo de productores y guionistas que mientras trabajaba en estas películas se estaba haciendo cargo de varios shows, ya que a excepción del último film todos convivieron con dos series de la marca Trek, algo que ya ampliaré en sucesivas reseñas. 
Hay decisiones que en mi opinión hirieron a la serie como el hecho de que Picard, un gran estratega y diplomático de golpe se convierte en un héroe de acción (algo que se acentúa con el correr de las películas) o que el foco esta demasiado puesto en el pelado; Data y el Sr. Worf (sobre las increíbles excusas que van a ir poniendo para que el Klingon pueda estar en el Enterprise y a su vez en la “Deep Space 9” volveré en próximas reseñas).
El resto pasan a hacer cameos extendidos aún cuando había un cuidado extremo en el show televisivo porque todos tengan personalidad y plots propios.
Pero primero la sinopsis: 
El USS Enterprise-D al mando del capitán Picard debe hacer frente a una ruptura en el espacio tiempo denominado “el nexus”, para complicar más las cosas un científico que interpreta el protagonista de “La naranja mecánica” provoca que el Nexus atraviese literalmente la nave y así logra entrar en él, será tarea de Picard frenarlo pero se va a encontrar con un inesperado aliado, les doy pistas: es gordo; usa peluquín y ya se dio el lujo de destuir la
Enterprise, sí señor: JAMES TIBERIUS KIRK!!!!!!!. 
¿Pero cómo? No era que habían jubilado al elenco de “TOS”?
Bien y ahora les voy a hablar de la mejor secuencia de la película, el prólogo, que es casi un corto en sí mismo: 
Nos trasladamos circa setenta años antes de la película y casi diez después de los eventos de “ST:VI”. Estamos en el viaje inaugural del USS Enterprise-B (recordemos que Kirk comandó la original y la segunda que para diferenciar le pusieron la letra A), cuyo capitán es James Harriman (interpretado por Alan Turk), al que asistieron los queridos gerontes: Kirk; Chejov y Scotty, otra vez sucede lo impredecible, la nave debe responder una llamada de ayuda sin estar preparada, el capitán Harriman duda (recordemos es el primer capitán de una nave llamada Enterprise después de Kirk y encima el gordo esta presente) pero decide que tienen que responder a la llamada de auxilio. Las cosas se ponen muy difíciles y el  almirante James T. Kirk termina sacrificando su vida para salvar al Enterprise-B. 
Este secuencia que dura los primeros 20 minutos de la película, es casi un cortometraje y funciona increíblemente bien, hay humor, drama y encima la película empieza con la muerte del personaje más carismático de la saga. Casi se diría que incluso tiene el ritmo y mezcla de humor, suspenso y drama de las películas anteriores. 
Lástima que el resto venga cuesta abajo. 
De esta manera la película se ve totalmente desbalanceada con un muy buen prólogo y con una intención genuina de continuar con el desarrollo de los personajes como si se tratara de una 8º temporada (hablo del elenco de “TNG”), pero la intención queda muy tibia. 
Ahora vamos a la data jugosa: 
a) El prólogo estaba escrito para Spock, pero al final Nimoy no quiso aparecer y tuvieron que reemplazarlo a último momento por Scotty, por eso es el primer personaje que se da cuenta de lo que le pasó a Kirk; 
b) En el USS ENTERPRISE-B,
cumple servicio Demora Sulu, la hija del capitán del USS EXCELSIOR, justamente como timonel, en el universo expandido, Demora termina siendo capitán de la nave luego del idiota de Harriman, así que hay un ENTERPRISE con un Sulu de capitán. 
Demora vuelve a aparecer en la fan-series “New voyages” en el capítulo que aparece su padre, interpretada por la misma actriz. 
c) El dolobu del capitán Harriman (interpretado por Alan Turk) del ENTERPRISE-B, fue pobremente tratado por los fans y el universo expandido, pero el gran Peter David intentaría rehabilitarlo en varias novelas, el capitán aparecería en cómics, novelas y video juegos. Igualmente Harriman (interpretado por el mismo actor) aparece en la fan-miniserie “Of gods and men” situada algunos años después del prólogo de esta película en un papel que estaba pensando para Sulu, pero que Takei por cuestiones de agenda no pudo realizar. 
d) Si Kirk comandó la original y la segunda denominada A, Harriman la B y Picard la D,  ¿Quién comandó la Enterprise-C? La respuesta es la capitana Rachel Garrett y la vemos en el espectacular episodio “El Enterprise del ayer” de la tercera temporada de “TNG”, recomiendo más este episodio que el visionado de esta película (el episodio en cuestión fue dirigido por el mismo director que esta película, el inglés David Carson). 
e) Si bien este es el obvio final del almirante James T. Kirk en la saga de “Star Trek”, Shatner crearía una serie de libros en donde Kirk era rescatado del nexus y vivía aventuras en el silgo XXIV de “TNG” con unos ancianos Spock; Mcoy y Scotty, esta serie de libros que no entran en la cronología del canon o del universo expandido fueron denominados por los fans el “Shatnerverso”. 
f) Acá se estrena la fórmula Picard “action hero” que según los productores fue petición de sir Patrick Stewart, en mi opinión no es una buena decisión para un personaje más calculador y estratega que Kirk y que se diferenciaba de este por sus grandes dotes diplomáticas. Pero bueno es lo que hay. Quizá en las sucesivas películas Stewart pretendió diferenciar a Picard de Xavier, vaya a saber uno. 
g) El otro personaje que va a tener un verdadero desarrollo en estas películas es el teniente comandante Data interpretado por Brent Spinner, un androide que tiene un cerebro positrónico (marca Isaac Asimov), en esta película se plantea colocarse el “chip de emociones” que había conseguido en la última temporada (en una saga en donde también intervenían los Borg).
El resultado lo termina sobrepasando y tiene algunos gags para que Spinner (un comediante tercerón) se pueda lucir.
Quién este interesado en ver el interesante desarrollo de este personaje un androide que no entiende como funciona el mundo de los humanos pero que le pone garra, que vaya a los DVDS de la serie de TV, acá no hay nada de eso.
h) En esta película se produce la destrucción del “Enterprise-D” de “TNG”, siguiendo con la tradición de shockear a los fans en el tercer acto, incluso hay una muerte importante así que “homenajean” a “ST:II” y “ST:III”,  en la película siguiente Picard recibe nueva nave, pero ya iremos a eso. 
i) El teniente comandante Worf, jefe de seguridad de la nave, queda de licencia luego de la destrucción del Enterprise-D y se une a “DS9” la serie spin-off de “TNG” a partir de la cuarta temporada.
Esta serie de carácter mucho más dramático que cualquier otra serie Trek relata durante casi todas sus temporadas la “Guerra del Dominio” un tremendo conflicto que enfrentó a la Federación y sus aliados contra “Los fundadores” y sus razas esclavizadas, imperio denominado justamente “El dominio”.
En la cuarta temporada el comandante Benjamín Sisko es ascendido a capitán y le asignan la nave USS DEFIANT, para proteger a la “DS9” que es una estación espacial. 
Sisko le pide a la Federación que le asignen a Worf, ya que los Klingon van a ser una pieza fundamental de la guerra.
Worf terminan teniendo mucho desarrollo en la serie, es ascendido a comandante y se convierte en el segundo al mando de Sisko, pasando del amarillo de “operaciones” al rojo de “comando” capitaneando muchas veces la USS DEFIANT. 
Este es un ejemplo de la tremenda interrelación que existía entre series y películas, generando un gran universo cohesionado que me terminó por apasionar. 
La próxima película es altamente recomendable así que no veo la hora de terminar de hablar de esta y pasar a “ST: VIII: First contact” pero eso es otra historia…







 

Salvando a Kirk

Por Lucas
STAR TREK: VI “The undiscovered country” (1991). 
(Para los no bilingües “Aquél país desconocido”). 
Dirigida por Nicholas Meyer. 
Bien llegamos al último capítulo de la serie de películas protagonizadas por el elenco de “TOS”, la calidad de las películas es irregular, las hay muy buenas (como ST:II y la que nos ocupa); las hay del montón (como ST:III Y ST: IV) y las hay malas como fue el caso de ST:V.
Noten que no hablo de ST: I ya que es una especie de capítulo cero, como ya expliqué la serie de películas arranca realmente con ST: II “La ira de Khan”. Ok, comencemos: Se produce una explosión en una luna del Imperio Klingon, destruyendo su principal fuente de energía. Ahora los enemigos ancestrales de la Federación, piden parlamentar lo que podría llevar directamente a la paz universal. El problema es el asesinato del canciller Klingon y los máximos culpables son el capitán James T. Kirk y el Dr. Leonard “bones” Mcoy. De esta manera los tripulantes del Enterprise-A, deben luchar contra reloj para poder demostrar la inocencia de sus amigos antes de que explote una nueva guerra entre los Klingon y la Federación. 
A ver, para no ser menos la génesis de esta película fue caótica como en casi todos los episodios de la saga hasta el momento. 
El problema fue que el flop de taquilla que significó “ST:V” (y de crítica) asusto a la Paramount de continuar haciendo films con el elenco original.
Recordemos que estaba al aire “TNG” desde 1987, serie que si bien despega (de gran forma) en su tercera temporada, fue un hitazo desde el primer capítulo, por lo que la compañía ya sabía que se podría hacer un producto Trek sin necesidad de Shatner o Nimoy. 
La Paramount barajó dos ideas: primero se intento crear una nueva serie de films con el elenco de “TNG”, cosa que espantó a Rick Berman el productor ejecutivo de dicho show, que no quería cancelar prematuramente la serie (faltarían un par de años para que Picard & cia salten al celuloide), la segunda idea era la que les parecía más viable: iniciar una serie con el nombre de “Starfeet academy” (Academia estelar) que contara como se conocieron Kirk, Spock y Bones, idea que se llevó a cabo en el año 2009.  
La Paramount incluso llegó a convencer a Harve Bennett que tenía los huevos llenos con los divismos de los queridos gerontes, para que  produjera el proyecto “Academia Estelar”, quién aceptó y comenzó la redacción de un guión que incluía también a Scotty.
El tema fue que aún en tiempos donde la Internet era para privilegiados y entendidos, se filtro la idea y miembros del elenco original (especialmente James “Scotty” Doohan y George “Sulu” Takei) montaron en cólera espoleando a los fans para que boicoteen el proyecto. 
El proyecto se cayó y Bennett dijo adiós, así que la Paramount encaró a otro de los creativos que habían participado en la saga: Leonard Nimoy.
De esta manera comienza la redacción del guión de lo que seria el canto del cisne de la tripulación de “TOS”, con Nimoy ocupando el lugar de Bennett como productor y lo primero que hace es contactarse con Nicholas Meyer (el verdadero responsable de relanzar la serie con “La ira de Khan” o como le decimos entre amigos “Khan el punk destetado”) con quién había colaborado en el guión de “ST:IV”.
Nimoy en una decisión verdaderamente acertada termina ofreciéndole el sillón de director a Meyer ya que no quería tener problemas con Shatner y así arranca la realización de la película. 
Otro problema lo tuvieron con Gene Roddenberry, el cual fue muy crítico con el guión. 
Repitamos lo dicho en reseñas anteriores, Roddenberry es el creador de la serie original y fue la fuerza detrás de “ST: I”, la cual espantó a los directivos de la Paramount, que querían un film más pochoclero. 
A Roddenberry se lo sacaron del medio con el cargo de “consultor ejecutivo” y lo pusieron a confeccionar el proyecto que se convertiría en “TNG”, el cual estuvo años en stand-by, hasta que los enormes salarios que le tuvieron que pagar a Shatner & cia en “ST:IV”, provocaron la luz verde de un proyecto Trek con sangre más joven (y barata). 
“The next generation” fue un éxito rotundo y Rodenbenrry fue tomado en cuenta una vez más, pero el tipo tenía unas cuantas cosas para decirle a la gente que lo había sacado del medio de su propio universo, y uno de ellos era el mismísimo Meyer.
Gene estaba muy enfermo en el 91, ya había relegado “TNG” en manos de Rick Berman pero Meyer cuenta que tuvo la vitalidad suficiente para echarlo a patadas en el culo cuando se reunieron sobre el guión de la futura película. 
Cómo especifique en anteriores reseñas Rodenberry tenía ideas muy específicas acerca de cómo debía ser el siglo XXIII, con una raza humana que había superado sus conflictos internos y se había lanzado a explorar el cosmos en compañía de otras especies. También tenía una concepción muy específica de la teología del siglo XXIII y XXIV (donde transcurre “TNG”), para él la humanidad era atea y los conflictos teológicos que se plantean son de carácter científico o filosófico.
El problema específico con el guión era la inclusión de Saavick y el papel que iba a jugar en la trama (¿Se acuerdan de ella? Fue interpretada por Christie Allie y por Robin Curtis y participó de “ST:II” a “ST: IV”, donde se supone que quedo embarazada de Spock).
También le molestaba mucho la postura “racista” que iba a tener la tripulación del Enterprise-A con los Klingons.
Nicholas Meyer dijo que Rodenberry se podía ir a cagar porque él había creado el personaje de Saavick, y que si no le gustaba que el viejo le devolviera la tarasca que amasó con las películas que dirigió y/o guionizó él (chupate esa mandarina). 
Igualmente Nimoy mediante (recordemos que era el productor ejecutivo) Meyer reemplazó en el guión a Saavick con la teniente Valeris interpretada por Kim Catrall. Hay que decir que Gene Roddebenberry murió un par de días después de haber visto la película en un pase privado y la leyenda urbana es que le gustó bastante, pero es difícil de comprobar.
Esta es una de las mejores películas de la saga y hace olvidar que los tripulantes están muy achacados, en parte por el guión que tiene un muy buen balance entre aventura; misterio y conspiración política. La mano de Meyer y Nimoy en la producción se nota, hay un ritmo vertiginoso y el “crimén de salón” que debe resolver el capitán Spock y sus adlateres para rescatar a unos Kirk y Mcoy en pelotas, tiene ecos de las aventuras del querido Sherlock Holmes de Meyer, con el propio orejudo citando a Arthur Conan Doyle.Además hay que decir que el humor y el dramatismo están muy bien condimentados, ya que también es una película donde los personajes se sienten melancólicos además de que las negociaciones con los Klingons podrían llevar a una nueva era donde ellos serían obsoletos. 
Hay que mencionar que en esta película POR FIN se hacen cargo de la muerte que se sucede en “ST:III”, que se torna muy importante para entender la postura de Kirk frente a los Klingons. 
Ahora vayamos a la jugosa, la data:
a) Esta película es importantísima para el canon de “TNG” ya que al final (ojo spoilers) se firma el tratado de Khitomer, que es la base para la “alianza” de la Federación y los Klingons en el silgo XXIV. 
b) También en esta película comienza la tradición de que haya actores de otras series haciendo cameos en este caso es Michael Dorn haciendo de un antepasado de Worf. 
c) Este es el último capítulo de la serie de películas con el elenco de “TOS”, pero no el final de los personajes en la apasionante cronología Trek así que vamos a hacer un repasito acerca de cómo continúan sus biografías a partir de acá (en el canon y en el universo expandido): 
-Al final de esta película el capitán James Tiberius Kirk recibe la orden de decomisar el USS ENTERPRISE (NCC 1701-A). Posteriormente se supone que le restauran el rango de almirante. Kirk es el personaje más importante de la franquicia así que aparece en toneladas de cómics; novelas o videojuegos. Pero respecto de su futuro hablaré en la próxima reseña. 
- Respecto del destino del Enterprise-A (recordemos que es la segunda que lleva el nombre)  el universo expandido no se calentó mucho más allá de alguna novela: se cree que fue destruida en juegos de guerra.
 -El capitán Spock, jugaría un rol fundamental en las negociaciones con los Klingons, posteriormente a los sucesos de esta película se retiraría de la “Flota Estelar” y asumiría el rol de embajador, siguiendo los pasos de su padre Sarek. En algún punto de las décadas que separan a “ST: VI” y “TNG”, Spock desaparece de la vida pública y es vuelto a ver en el doble episodio de la 5º temporada de “TNG” denominado “Unificación”. 
Este episodio se realizó como promoción de esta película y muestra a Spock infiltrado en Romulus tratando de lograr la paz entre Vulcanos y Romulanos. El cómic “Countdown to Star Trek” que transcurre casi diez años después que “ST: X” mostraría al embajador Spock en Romulus tratando de lograr la salvación del planeta al que pronto le iba a alcanzar una supernova, el resultado es el viaje en el tiempo de Spock y la creación de la nueva realidad que empieza en “ST: XI”. 
Nimoy reprisaría varias veces al personaje sobretodo para poner la voz a video games, pero hace poco apareció como Spock en “The big bang theory”.
-Esta sería la última vez que Deforrest Kelley interpretaría al Dr. Leonard “bones” Mcoy, igualmente en el canon el personaje sigue vivo en el siglo XXIV ya que “Bones” ahora almirante esta presente en el lanzamiento del Enterprise-D que se produce en el primer episodio de “TNG”, al cruzarse con Data se sorprende de que no tenga orejas puntiagudas;
- Michel Nichols no volvería a reprisar su rol de la jefa de comunicaciones Nyota Uhura en ninguna producción oficial, pero protagonizó la miniserie hecha por fans “Of gods and men”(2006), que voy a reseñar, ya que si bien entra en la categoría de fan-film fue patrocinada por la Paramount para celebrar el 40º aniversario de la franquicia, momento en el cual no había productos con la marca luego de la cancelación de “Enterprise”.La miniserie es notable ya que intervienen muchos actores Trek, en algunos casos reprisando sus personajes pero también porque esta hecha por profesionales que participaron de las series de televisión.
-El jefe de ingeniería Montgomery Scott (James Doohan),  cronológicamente aparece en “ST: VII”, pero es un cameo extendido, luego no se sabe nada más de él, posteriormente en el siglo XXIV la Entreprise-D, al responder a una llamada de emergencia descubre a una nave “transbordadora” USS Jenolen  que estaba perdida por más de 75 años (los “transbordadores” son pequeñas naves similares a los botes de los barcos que son utilizados ya sea para realizar viajes personales o para ingresar a planetas en donde no se puede materializar desde la nave). Para su sorpresa descubren a “Scotty” atrapado en un accidente de transportación (su especialidad). Este es el muy recomendable episodio “Relics” de la sexta temporada de “TNG”.
Finalmente Picard le da otro “transbordador” para que continúe con su jubilación.- El comandante Pavel Chejov (Walter Koening) además de competir con Shatner por el peluquín más vistoso de la serie, tendría una sola intervención oficial en el canon posterior en “ST.VII”, pero Koening participaría de la espectacular fan-series “Star Trek: New voyages” y “Star Trek: Phase II”  que intenta recrear la virtual cuarta y quinta temporada de “TOS”. Posteriormente aparecería en la fan-miniseries “Of gods and mens” en el año 2006, donde se menciona que es jefe de seguridad de la Flota Estelar y que esta a punto de ser ascendido a almirante.
- El timonel Hikaru Sulu (George Takei) seria uno de los mejor tratados por el canon posterior ya que es ascendido a capitán en “ST: VI”, otorgándole el mando de la USS EXCELSIOR, a partir de acá el capitán Sulu es protagonista de innumerables cómics; novelas y video games que relatan las aventuras del USS EXCELSIOR. En series posteriores Sulu es mencionado junto con Kirk como uno de los mejores capitanes de la historia de la  Flota Estelar y aparecería en la tercer temporada de la serie “Voyager”, en el episodio “Flashback”, como capitán del Excelsior.
La USS EXCELSIOR y su capitán aparecerían en la fan series “New voyages” recordando una aventura de los tiempos de “TOS”. 
Siempre se especulo con la idea de generar una nueva serie de Sulu y el Excelsior, rumor que resurgió con fuerza cuando Paramount anuncio la producción de una serie que funcionaría como “precuela”, el resultado fue la decepcionante 
“Enterprise” y todos nos quedamos con ganas de ver más aventuras del USS EXCELSIOR.En resumén la mejor aventura de la primer generación de Star Trek es irónicamente su último viaje, un thriller de conspiración político con aventura, humor y un misterio muy bien manejado con un balance correcto para que brillen todos los personajes y que encima tira un puente hacia lo que se estaba haciendo en ese momento en “TNG”. Pero James T. Kirk will return…

Capitan Kirk contra Dios

“STAR TREK V: THE FINAL FRONTIER”. (1989).
(Para los no bilingües: “La frontera final”).
Dirigida por William Shatner.
Reseña por Lucas.
Bueno el condensador de flujos marca el año 1989 y nos dirigimos a un cine de Lanús (cuando todavía no eran iglesias evangélicas) y … nada, ¿Qué pasó? Hmm, no esta en la cartelera peeero ¡es 1989!, mejor me voy a ver “Batman” y “La última cruzada” de Indiana Jones
¡Qué plan venga el maní con chocolates! 
Pero antes de ir a ver las correrías de los chicos Jones, comencemos: 
La película empieza con Kirk; Spock y Mcoy de vacaciones, hasta que la Federación le pide al Enterprise-A que vaya al rescate de una colonia de la zona neutral que fue tomada de rehén. En el medio del tole tole, aparece un Vulcano “Sybock” que utilizando poderes mentales logra apoderarse de la nave y dirigirla al planeta “Sha-ka-ree”, donde los espera un ente que podría ser Dios, o no… 
Bien para empezar la génesis de esta película arranca con las peleas de vedetongas entre Nimoy (Spock) y Shatner (Kirk) que se remontan al show televisivo original, la pica llego a tal extremo que firmaron un contrato mediante el cual si a uno le ofrecían algo al otro se lo tenían que ofrecer también. 
Así que si el narigón dirigió dos películas, el gordo tenía que dirigir obviamente. 
Tras el éxito rotundo de ST:IV le dieron el gusto a Shatner, total que podría salir mal. 
El problema es que no contaron con la inexperiencia de Shatner para dirigir y los delirios de grandeza del mismo. A ver Shatner tiene varias novelas en su haber, sobretodo Trek y fue la fuerza creativa de varias series de TV (como “Tekwars”) pero esto ocurrió posteriormente a este punto cuando su experiencia era nula.
Encima las ideas que tenía eran grandilocuentes, quería rediseñar los uniformes; coordinar personalmente los efectos especiales (que a partir de ST:II estaban a cargo de Industrias L&M así que la pica entre ST y SW es más entre fans que otra cosa) y quería contratar guionistas de ciencia ficción que en ese momento estaban de moda como Eric Van Lustbader, mejor dicho para co-escribir porque el tenía un guión de su propio  peculio, y la película iba a  terminar en una épica batalla entre ángeles y demonios con el Enterprise-A en el medio. 
Baste decir que sus ideas chocaron permanentemente con el productor Have Bennett; (acuérdense que Bennett era un mago del bajo presupuesto) y sobretodo con la “Paramount” que no veía con buenos ojos el guión y sobretodo la guita que se iba a necesitar para filmarlo. 
El temita es que en el año 1987 salio al aire “Star Trek: The next generation” y se convirtió en un hitazo que resuena al día de hoy. 
Dicha serie le encantó casi unánimemente a todos los trekkers, si bien arranca lenta y despega a partir de la tercera temporada. 
El éxito de “TNG” marca dos cosas: la Paramount se da cuenta que no necesita un elenco lleno de divos conflictivos si tenía un reparto nuevo, a los cuáles no debía pagarle salarios estrafalarios (principal razón por la cuál le dieron luz verde a Roddenberry con “TNG” luego de las negociaciones con el elenco para ST:IV) y empieza a rondar la idea de “jubilar” al reparto de “TOS” que ya estaban para otros trotes que los de intentar emular a Han Solo y Luke Skywalker. 
Esto quiere decir que la Paramount no tenía muchas expectativas con la serie pero como el cuarto episodio fue un gran éxito comenzó el rodaje de ST:V. 
A ver como ya comenté la redacción del guión fue un calvario con Bennett peleado a muerte con Shatner, manifestándole que no le convenía meter temas como la “búsqueda de dios” para no herir susceptibilidades y todo culminaría con  Bennett jurando que no volvería si habría un nuevo capitulo.
Otro de los encontronazos fuertes fue con Gene Roddebenberry, el mítico creador de la serie que había sido neutralizado durante años mediante un cargo de “consultor” pero que ahora había vuelto por todo lo alto ya que era el productor ejecutivo (“showrunner” dirían los yankis) de “TNG”. Gene puso el grito en el cielo respecto del guión haciéndolo mierda, en privado y sobretodo en público. 
Roddenberry creía que el guión era una bostaza ya que el futuro que plantea en ST  esencialmente ateo y chocaba con la búsqueda de Dios y “el jardín del éden” que planteaba el guión. 
Pero lo que más le jodió a Roddenberry es la inclusión del personaje de Sybok, relacionado con un miembro de la tripulación (si no adivinaron cual no sigan leyendo) llegando a manifestar que la película era apócrifa cuando menos. 
En mi humilde opinión, Gene se estaba vengando de la manganeta que le hicieron luego del fiasco de críticas que fue ST:I hacía diez año antes. La salida de Rodenberry de la serie en ese momento posibilito que entraran talentos nuevos y con ellos otros elementos a la coctelera como un mayor costado naval y aventuras más descerebradas que priorizaban al humor y a la interacción de la tripulación por sobre ideas sesudas de ciencia ficción.
El hitazo de “TNG” lo puso en una posición de negociar y ahora estaba haciendo pesar su postura de creador y “consultor ejecutivo”. 
También el guión chocó con Deforest Kelley (el Dr. Mcoy) y el narigón Nimoy. En principio en algún momento de la trama los eternos adlateres del Capitán Kirk se iban a amotinar y el Capitán terminaba salvando las papas él solo. Cosa que no veían con buenos ojos los veteranos colegas de Shatner. 
Pero la mayor resistencia que tuvo que soportar Shatner fue de la Paramount que le fue recortando más y más el presupuesto, lo que puso la producción casi en jaque y terminó repercutiendo gravemente sobre la coherencia de la trama, sobretodo del final. 
En primer lugar el épico final con la batalla entre ángeles y demonios no pudo realizarse por falta de presupuesto, lo que acarreó que no pudiera intervenir la I&M, que por otra parte estaban ocupados en la realización de “La última cruzada”, Shatner tuvo que recurrir a equipos alternativos de FX en una época en donde la compañía de George Lucas tenía casi un monopolio en la materia. 
El recorte presupuestario y la salida de la compañía de Jorgito, llevó a que se reescribiera el final y que en el clímax en Sha-ka-ree, los gerontes fueran perseguidos por unos seres de roca animada. Finalmente hicieron un traje y fue tan ridículo que lo dejaron de lado, reescribiendo el final al que quedo.
El final con los seres de roca, fue homenajeado en la película homenaje/sátira “Galaxy Ques” (1999) que es casi es una película Trek.
Una vez terminada y estrenada, la película terminó siendo un tremendo flop de taquilla (el único de la serie hasta ese momento) y despedazada por la crítica y fans (que se vieron influenciados por las críticas de su gurú Roddenberry), hay que decir que este film, tuvo que competir con el hiper-mega-super-concha-de-dios hitazo “Batman” de Tim Burton que le hizo morder la almohada hasta a la tercera parte de la saga de Indiana Jones nada menos.  
Bueno vamos con la fresca, la data:
a) El inicio de la película con Kirk (o su doble) escalando las rocayosas es sospechosamente similar al inicio de “Misión Imposible II”, también producida por la Paramount; 
b) Parece que al final cuando el VIP del Enterprise-A (Kirk; Spock y Bones) están compartiendo una fogata, Shatner quería hacer un concurso de flatulencias pero no lo dejaron… es broma a ver si inicio una leyenda urbana, jeje;
c) El personaje de Sybock estaba pensado para Sean Connery, el único y verdadero 007, pero parece que el escoses priorizó la filmación de “La última cruzada” donde hacía del Dr. Jones (padre).
d) El planeta al que arriban donde se encuentra la criatura se denonima “Sha-ka-ree” como un juego de palabras con el nombre de Sean Connery. 
e) Sybock esta claramente fuera de continuidad porque ninguna cronología Trek, canónica o dentro del universo expandido, desarrolló la idea de que el embajador Sarek, tuviera una esposa anterior de la madre humana de Spock, el personaje de Sybock no volvió a ser utilizado en la franquicia; 
f) Esta es la única película donde la tripulación de “TOS” tiene el estatus quo de la serie, con Kirk de capitán; Spock de segundo oficial y jefe científico de la nave; Bones como el médico jefe; Hikaru Sulu de timonel; Nyota Uhura encargada de las comunicaciones; Scotty jefe de ingeniería y Chekov jefe de seguridad de la nave. 
g) Si bien la película es realmente despareja y el clímax es abrupto, tiene una de las mejores frases de toda la franquicia, que sale de la boca de cómo no el Capitán James Tiberius Kirk; cuando la tripulación confronta a “Dios” en Sha-ka-ree y este se ve muy entusiasmado con el Enterprise-A, el capitán se le planta de manos y le dice:
“¿Pára que Dios necesita una nave espacial?-” 
h) Hay que mencionar que en “TNG” ya había aparecido “Q” así que muchos especularon conque el ser que aparece en ST:V, pertenecía a esa raza pero la idea no llegó más allá; 
i) Es de hacer notar que a pesar de que Rodenberry veía a Star Trek como una serie sobre un futuro utópico y ateo, donde no cabían los conflictos entre los tripulantes, y donde las búsquedas teológicas siempre tenían una resolución científica, luego de su muerte los productores lanzaron la excelente “Deep Space 9” (o “DS9”) donde estos temas estaban muy marcados ni hablar de la “Guerra del dominio” que le hubiera puesto los pelos e punta al creador de la serie. 
Bien en resumén, no es el desastre que muchos dicen, tiene momento bizarros, como el principio en las rocayosas o el rescate de los rehenes en la zona neutral, pero tiene momentos piolas como las escenas donde Sybock le muestran a los tripulantes sus peores miedos, una escena realmente lograda y que le da mucha profundidad a los tripulantes, esto sumado a algunos gags logrados la hacen disfrutable pero bueno yo soy un fan acérrimo.
Chau felicidades!