Parque Chas


Por Ricardo Barreiro y Eduardo Risso.
Lucas Costa (agente inmobiliario).

Buen día, hoy me toca hablar de una historieta argentina.
¿Por qué elegí este precisamente? Porque tiene varios elementos que me
encantan.
El primero sin dudas es Eduardo Risso, uno de mis dibujantes predilectos en este momento. El tipo es un crack no hay otra manera de describirlo.
Es el mejor narrador del medio, además de ser un maestro de la historieta “a la argentina”, o sea en blanco y negro, pero también se adapta de maravilla al color como lo hace en yankilandia, o a los grises como lo hace en esta historieta (porque para mí comic es la historieta anglosajona, sino en vez de manga tendríamos que decir comic oriental).
Lástima que sea medio agreta en las convenciones (aunque cuando le di esta historieta para que la firme casi casi sonrió).
El segundo elemento es Ricardo Barreiro, uno de los mejores guionistas argentos de todos los tiempos.
Para los que no le suena (o para los pendejos del barrio) es algo así como un Grant Morrison argentino. ¿Por qué? Porque también es un díscipulo de Phillip K. Dick el gran apóstol de la contracultura. Al igual que Morrison en la obra de Barreiro son tema frecuente las dimensiones paralelas, lo que en verdad el hombre percibe como realidad entre otros temas metafísicos (en la obra de Borges también están, algún día voy a
hablar del cuento de JLB en el que el protagonista se da cuenta de que fue modificada la continuidad pero bueno por ahí algún intelectual se puede ofender…).
Lo único que este humilde servidor podría criticarle a la obra de Barreiro es que casi siempre deja trunco el final de sus historias terminándolas rápido casi sin ganas o nunca terminándolas ya que estamos.
Otro de los elementos que tiene esta historia que me gusta mucho es el hecho de que ahonda en los mitos urbanos que hay acerca de Parque Chas, que les cuento para los lectores internacionales, es un barrio de la Capital Federal de nuestro país. Como ejemplo de dichos mitos se puede comentar que muchos taxista no se quieren meter en dicho barrio por temor a perderse.
Pero bueno volviendo a la historieta en si, la misma trata de un periodista llamado Ricardo que se va a vivir a Parque Chas y empieza a
notar que pasan cosas raras.
Le alquila un departamento a una mina de nombre Aitana en el cual pasa un situación digna de x-files y a partir de ahí no solo se obsesiona con esta mujer sino que empieza a investigar todos los sucesos extraños que pasan en el barrio que son muchos colegas.
Así por medio de las historias que van contando Barreiro y Risso nos enteramos que en dicho barrio desemboca el subte que saco a Perón de la plaza de mayo durante la revolución libertadora, tomamos un café con Dolina mientras nos cuenta de los maratonistas que se perdieron en una carrera infinita, nos perdemos en una biblioteca y obtenemos la ayuda del Eternauta (personaje fetiche de Barreiro), somos testigos de la guerra secreta que libraron los pibes de Parque Chas contra los invasores aliénigenas por el control de una plazita, entre otras historias.

La obra esta recopilada por la editorial rosarina Puro Comic en dos tomos, pero la verdad es que lo mejor de la obra esta en el primero.
Desconozco si paso mucho tiempo entre los episodios recopilados en el primero tomo y el segundo pero en este la obra deja un poco la estructura episódica y se convierte en una especie de aventura larga en la que Ricardo y Aitana se pierden en el tiempo y en las realidades.
El final es otro homenaje al Eternauta en donde el autor de la historieta nos intenta advertir de una hecatombe que podría ocurrir (para más detalles en los noventa ocurrió). Pero más allá de los dibujazos de Risso la serie pierde mucha calidad en este tramo.
Chau, no dejen pasar esta historieta porque se van a arrepentir… (no digan que no se los advertí).

3 comentarios:

Fercha dijo...

Si es onda morrisoniana como joraca no la lei antes.. Risso un groso lastima que en esa covencion no se copo con un dibujo y me conforme con la firma, se me cayo un idolo ahi, era el sueño del pibe. El Mignola argento se calzo la gorra y no siguio dibujando para los que seguiamos en la fila.. un bajon pero bue.. me traje un batman por Alcatena.

fercha dijo...

Antes que alguien comente al pedo, el "bue.. me traje un batman por Alcatena" de mi comentario anterior no lo dije desprestigiandolo. Alcatena es un Maestro y al Batman que tengo le puso la reonda y asi con todos los que pudieron llevarse un dibujo. Esta es la bomba: Olivetti aprende a dibujar la S de Ross y no consultes mas quien es Jonh Stewart.. ja ja!
ahora se, pueden comentar

lucas dijo...

fercha tenés razón esa convención fue lo más, risso re agreta y alcatena es un maestro zen que tiene la re paciencia y dibuja como los dioses.
p.d. y pensar que gracias a que me colé casi te lo perdés a olivetti preguntando:"quién es john stewart", "el negro!!", "ahhh, ahora si",juaaaaa que convención mas grossa esa..