Quantum Of Solace



Dig. Marc Foster.
Reseña por Lucas “double o seven” Costa.

James Bond esta de vuelta y toca el turno de la reseña de grupo cerrado.
¿A ver por donde empiezo? QoS es la película número 22 del agente británico pero es el virtual segundo capítulo de la serie iniciada con Daniel Craig a la cabeza.
Esto es bueno y malo.
Es bueno porque la película que nos ocupa guarda una similitud de estética y de temática con el film que la antecedió, Casino Royale.
Es decir que se mantienen las cosas positivas de ese film:
escenas de acción más verosímiles, con las mejores luchas cuerpo a cuerpo que ha tenido bond desde los tiempos connerystícos y un verdadero
desarrollo del personaje de 007, lo que lo hace mucho más tridimensional y más fácil de conectar con la platea (ej. Hubiera sido imposible concebir una escena introspectiva como la del avión, con bond clavándose los vodka martines agitados no revueltos mientras está deprimido, en los tiempos de Rooger Moore o incluso de Pierce Brosnan).
Incluso la trama de esta peli es quizás la más realista de toda la serie, ya que si bien en Casino Royale, Bond se enfrentaba a un banco clandestino que manejaba dinero del terrorismo, acá directamente se enfrenta a corporaciones que van tras el último gran recurso natural que se esta volviendo escaso: el agua.
Y no sólo eso, la película de repente sintoniza ese cine de protesta del cual Steven Soderbergh esta a la cabeza al mostrar muy clarito el sufrimiento del pueblo boliviano por la falta de agua (a propósito, la escena de bond con la boliviana Clarisse caminando por el desierto y viendo la sequía que afecta a un pueblito es idéntica a la de “El templo de la perdición” cuando Indy y la rubia de turno atestiguan una situación similar pero por motivos mas sobrenaturales).
No sólo eso, la CIA tiene un papel bastante oscuro en cuanto al plan de los malos se refiere, llegando a dar la venia al golpe de estado que se esta cociendo en Bolivia para quedarse con el petróleo (pura ficción no?).
Y acá me voy a enfrentar con todos los salames que dicen que esta reinvención fantástica que han hecho de la serie es una copia a las películas de Jason Bourne (el espía con las escenas de acción más espásticas de la historia del cine). ¿Realmente vieron alguna película clásica del 007? Me refiero a las de Sean Connery.
Creo que más que copiar a Bourne, lo que hicieron los creativos de la serie fue mirar para atrás, porque el Bond/Craig es una vuelta total al Bond/Connery,
¿Por qué lo digo? Porque tanto el Bond primigenio como el actual, era brutal, implacable, frío, sádico ya que le gustaba ver mientras estrangulaba a sus enemigos hasta la muerte, sarcástico y para él tanto los amigos como las damiselas que se encontraba por el camino eran sólo herramientas para llegar a su objetivo, además aprovechando que Craig es realmente bueno en las escenas de acción, Bond vuelve a tener peleas cuerpo a cuerpo como las batallas campales de la era connery.
Y también dejenme decir que Quantum es una reinvención de Spectre, la organización terrorista que combatió Bond en casi todas las primeras películas.
Todo muy lindo, pero ¿Cuáles son los puntos malos de los que hablaba anteriormente?
Básicamente esta es la primera secuela “oficial” de la serie, las comillas son porque en las primeras películas había una verdadera continuidad argumental respecto a Spectre y el misterioso Blofeld (¿Alguien dijo Dr. Evil?).
Incluso después del final de “Al Servicio Secreto de su Majestad”, en la cual Bond/ Roger Lazemby se casa con Diana Riggs (sí leyeron bien James Bond se casó con Emma Peel) para quedar viudo a los cinco minutos a manos de Blofeld, en los primeros minutos de “Los diamantes son eternos” vemos a Bond/Connery furioso buscando a Blofeld para luego matarlo de manera muy expeditiva (la película después se convierte en una comedia pero bueh…).
Todo esto para decir que si no viste Casino Royale no vas a entender ni la mitad de lo que pasa en QoS ya que al mejor estilo Kill Bill, las dos casi componen una sola película.
Otro aspecto negativo para mí es que subiéndose al carro de las películas de acción modernas, hay ciertas escenas de acción sobretodo al principio que no se entienden por la manera en la que mueven la cámara. Luego con el transcurso de la película este problema va desapareciendo (¿tal vez alguien en la sala de edición se tomó algún remedio contra el temblequeo?).
En cuanto a las chicas Bond, hay tres en realidad, una es Camille, que al principio parece metida con calzador pero después vemos que tiene una muy buena historia y un muy buen climax, ya que intenta vengarse del dictador Boliviano que esta a punto de realizar un golpe de estado y que además mató a toda su familia.
El combate final entre los dos personajes mientras el Dictador esta a punto de violar a una empleada de un hotel es realmente muy bueno y digno de verse.
La otra es Strawberry Fields que esta para que Bond moje el churro (porque sino muy casto hubiera estado en esta peli) y para hacer un homenaje a Goldfinger (no digo más...).
La tercera es Vesper Lynn que esta muerta pero esta omnipresente en toda la peli.
Por lo demás Dominic Greene, el villano es medio olvidable pero el plan es realmente bueno y es parte de una conspiración mayor asi que esta bien y reaparecen Giancarlo Gianinni, Jeffrey Wright y Judi Dench (calculo que miembros estables del staff).
Del tema musical de la peli no hablemos, pero la banda sonora a cargo de David Arnold es excelente como siempre.
Ah!!! para los puristas, el gunbarrel está pero no donde se lo esperan.
Chau, me quedé con ganas de ver la proxima aventura del 007, menos mal que James Bond volverá...

3 comentarios:

Huguito dijo...

No veo la hora de volver a ver a Craig partiendo jetas por doquier! Muy buena reseña Lucas, usted tendría eu estar en el Festival de Cine de MDQ como enviado especial del blog!
Eso sí, los gastos corren por su cuenta...

leo dijo...

cuando bond agarra a mathis medio moribundo y lo usa de escudo, pense, ese es bond carajo!!. dos cosas me decepcionaron. una es que no haya dicho la caracteristica frase "bond, james bond" y otra el tema musical que es una reverenda basofia. al final me parece que le falto un poquito de punch pero el resto esta espectacular

Ale dijo...

No podía dejar de comentar esta reseña… Debo admitir que esta película me gustó mucho mas que la anterior y que Daniel Craig está mucho mas James Bond que en la primera, tanto es así que aún en la escena del avión, en la que deja ver sus sentimientos, se había tomado alrededor de 7 de su característico trago pero podía mantener una conversación coherente con Mathis y eso demuestra que se la re banca. Me gustaron las escenas de acción con temblequeo y todo… En conclusión me pareció mucho mejor que Casino Royal. Debe ser por la compañía…